El Mundo debería evitar el virus resucitado por Estados Unidos

Internacional 2021-06-04 07:00:00 CRI

Establecido ya en el cargo, parece que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, está listo para activar la parte más sucia del libro de jugarretas a China que dejó su predecesor: atacar a China con la pandemia de coronavirus.

Durante la 74 Asamblea Mundial de la Salud celebrada la semana pasada, no fue de ninguna manera una coincidencia que funcionarios estadounidenses, medios de comunicación, laboratorios de ideas y expertos médicos, volvieran a sacar a la luz la acusación infundada de que la pandemia fue causada por un virus que escapó de un laboratorio en Wuhan.

Bien parece que se trata de una acción premeditada para preparar el caldo de cultivo adecuado para hacer pública la decisión de Biden de redoblar los esfuerzos para recopilar y analizar información "que podría acercarnos a una conclusión definitiva sobre los orígenes del brote", fijando un plazo de 90 días para que se le entregue el informe.

El polémico anuncio significa que Washington está convirtiendo un asunto de investigación científica que debería ser competencia de la Organización Mundial de la Salud en una investigación impulsada políticamente por la inteligencia estadounidense.

Esto representa un cambio preocupante, ya que anteriormente las iniciativas de prevención y control de la pandemia por parte de Biden se ha distinguían notablemente de las de la Administración de Donald Trump.

Además, Biden ha recibido recientemente duras críticas por parte de los republicanos, después de que a principios del mes pasado diera por cancelada una investigación sobre el origen del virus en China, iniciada por la Administración Trump. La mala calidad y la falta de profesionalidad, fueron las razones esgrimidas por Biden para cancelar dicha investigación, que consideró un desperdicio de recursos públicos.

Si fue su inepta respuesta al virus lo que llevó a Trump a tratar de pasarle la pelota a China, es el miedo a ponerse del lado equivocado de los partidarios de Trump lo que lo ha impulsado Biden a “comerse las sobras” del plan de Trump. Pasando además de alto el informe que la OMS emitió el 30 de marzo, en el que quedaba claro que su equipo de expertos concluía, tras realizar una investigación de campo en China, que una filtración del laboratorio de Wuhan era "la menos probable" fuente del brote.

No es de extrañar que el asesor de la pandemia de coronavirus de la Casa Blanca, Andy Slavitt, tratara de poner en duda la integridad de la OMS en una sesión informativa del grupo de trabajo sobre la pandemia de coronavirus la semana pasada, exigiendo transparencia al máximo organismo de salud.

Por lo tanto, es predecible que el informe que se presentará a Biden en el plazo de 90 días carezca de cualquier evidencia creíble y de primera mano, y que más bien base

sus conclusiones en rumores, invenciones, conjeturas infundadas y fuentes anónimas.

Si la Administración Biden tiene la intención de politizar y secuestrar la investigación científica sobre el origen del virus, simplemente quedará en evidencia que Biden y Trump son dos perros de la misma camada.

El mundo no debe permitir que se propague el virus político que Washington ha comenzado a filtrar.

Noticias:
Reportajes Politica Internacional Economía Cultura Sociedad Deportes
Economía:
Reportaje y análisis Noticias Made in China Negocio en China Oportunidades Informaciones
Cultura:
Historia Filosofía Étnias y religiones Lengua Costumbres Cocina Artes Plásticas Artesanías Arquitectura Vestimenta Música Óperas Danzas Juegos y Deportes Literatura Arqueología Ciencia y tecnología Medicina
Fotogalería:
Paisaje Cultura Sociedad
Vídeos:
Entrevistas Reportajes Viaje en China Intercambios culturales
Servicios:
Para Viajar Para negociar Para estudiar Informaciones generales
China en Chino:
Para aprender chino Diálogo Cantando en chino Del cine chino Paladar Chino Puro chino Hola China Ming y Laura