Perspectivas mundiales: EE. UU. disemina un virus político, informativo y moral con su teoría de la conspiración sobre el origen del coronavirus

Internacional 2021-06-04 07:00:00 CRI

Foto tomada el 28 de mayo de 2021 muestra el edificio del Capitolio de los Estados Unidos detrás de los semáforos en Washington, D.C., Estados Unidos. (Xinhua / Liu Jie)

Por razones políticas, Estados Unidos continúa cruzando la línea la roja de la moral, inventando maliciosamente teorías de conspiración y difundiendo información errónea, lo que ha alimentado una tendencia anticientífica, exacerbado la discriminación racial y socavado la lucha global contra la pandemia.

El gobierno de Estados Unidos recientemente ha unido fuerzas con algunos medios de comunicación sin escrúpulos para promocionar la teoría de la conspiración de la llamada "filtración de laboratorio" sobre el origen del COVID-19 durante la Asamblea Mundial de la Salud, que se celebró la pasada semana de forma virtual, y que ha ha despertado la preocupación y las críticas por parte de la comunidad internacional.

Por razones políticas, Estados Unidos continúa cruzando la línea la roja de la moral, inventando maliciosamente teorías de conspiración y difundiendo información errónea, lo que ha alimentado una tendencia anticientífica, exacerbado la discriminación racial y socavado la lucha global contra la pandemia.

Estados Unidos se ha convertido efectivamente en el creador y diseminador de un virus político, informativo y moral.

Virus Político

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró en un comunicado el miércoles que ha solicitado una investigación con sede en Estados Unidos sobre el origen del COVID-19 y que ha dado a las agencias de inteligencia estadounidenses 90 días de plazo para informar si el virus se originó en una fuente animal o accidentalmente en un laboratorio.

Mientras tanto, algunos medios de comunicación estadounidenses como The Wall Street Journal han respaldado una vez más la teoría de la conspiración de las filtraciones de un laboratorio sobre el origen del virus.

Sin embargo, según un informe sobre el rastreo global del origen del virus publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 30 de marzo, la introducción del COVID-19 a través de una filtración de un laboratorio se consideró una opción "extremadamente improbable".

Washington está utilizando el rastreo del origen de los virus para crear caos y servir a sus propios intereses políticos. Intenta politizar la agenda científica basada en la presunción de culpabilidad.

Los expertos han señalado que el rastreo del origen es una cuestión científica que deberían realizar conjuntamente científicos de todo el mundo. La mayoría de los países han llegado a un consenso de que este tema no debe politizarse.

Foto:El 21 de mayo de 2021, un trabajador médico recolecta con un hisopo una muestra de un residente para la prueba de ácido nucleico de una posible infección por COVID-19 en un sitio de prueba en el complejo residencial Xin'gang en el distrito de Bayuquan, ciudad de Yingkou, provincia de Liaoning, noreste de China.

Recientemente, la OMS ha vuelto a realizar un llamamiento a un "entorno despolitizado" para estudiar el origen del virus COVID-19. Mike Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, pidió a "que, en la medida de lo posible, se separe la política de la ciencia en este asunto".

Noticias:
Reportajes Politica Internacional Economía Cultura Sociedad Deportes
Economía:
Reportaje y análisis Noticias Made in China Negocio en China Oportunidades Informaciones
Cultura:
Historia Filosofía Étnias y religiones Lengua Costumbres Cocina Artes Plásticas Artesanías Arquitectura Vestimenta Música Óperas Danzas Juegos y Deportes Literatura Arqueología Ciencia y tecnología Medicina
Fotogalería:
Paisaje Cultura Sociedad
Vídeos:
Entrevistas Reportajes Viaje en China Intercambios culturales
Servicios:
Para Viajar Para negociar Para estudiar Informaciones generales
China en Chino:
Para aprender chino Diálogo Cantando en chino Del cine chino Paladar Chino Puro chino Hola China Ming y Laura