Es necesario dejar de politizar el rastreo del origen de la COVID-19 para no dañar la cooperación internacional contra la pandemia

Internacional 2021-05-31 21:00:00 CRI

Actualmente se celebra la 74ª Asamblea Mundial de la Salud y la comunidad internacional espera que se logre fortalecer la cooperación global en la lucha contra la pandemia y la recuperación del crecimiento económico. No obstante, algunos políticos y medios de comunicación de EE. UU. manejaron otra vez información falsa como “fuga de laboratorio” e intentaron producir una nueva ronda de teorías conspirativas sobre el rastreo del origen de la COVID-19. El hecho de que continúen ignorando la verdad e intenten estigmatizar a China mediante trucos políticos, no solo es irrespetuoso para la ciencia, sino que también daña a la solidaridad en la cooperación mundial contra la pandemia de COVID-19.

Rastrear el origen es un asunto científico serio y complicado. Se trata de una tarea que solo se puede acometer basándose en la ciencia y en los hechos. Hay pruebas crecientes de que el virus se transmitió de los animales a los humanos sin intervención humana, un fenómeno natural que ha tenido lugar con frecuencia en las últimas décadas.

Según un informe publicado el 30 de marzo por la Organización Mundial de la Salud (OMS) basado en un estudio conjunto con China sobre los orígenes de la COVID-19, es "extremadamente improbable" que el nuevo coronavirus se haya fugado desde un laboratorio. El estudio conjunto, realizado por expertos chinos y extranjeros, condujo a un consenso basado en investigaciones y hechos científicos, lo que significa que sus conclusiones son objetivas, científicas y autorizadas. Los expertos extranjeros que participaron en el estudio conjunto, todos ellos seleccionados por la OMS, proceden de 10 países y de la OMS. Sin duda, los miembros fueron representativos e independientes en la investigación.

China siempre ha sido honesta y sincera en el rastreo de los orígenes del virus, y ha dado el ejemplo de promover la cooperación internacional en la búsqueda de los orígenes del COVID-19. A pesar de enfrentarse a la abrumadora tarea de controlar la pandemia dentro del país, China invitó a expertos de la OMS a investigar los orígenes de la COVID-19 y les proporcionó el apoyo necesario para su trabajo en Wuhan, epicentro del virus en el país, mostrando una actitud abierta, transparente y responsable. Muchos expertos extranjeros dijeron que el nivel de la apertura de China era inesperado y el viaje a Wuhan mostró resultados sorprendentes.

Muchas pistas, informes y estudios, sugieren que la epidemia apareció en muchas regiones del mundo en la segunda mitad de 2019. Se informó de que el virus pudo haber llegado a Estados Unidos antes de que el país informara oficialmente del primer caso confirmado.

A la vez que pide a China que participe en investigaciones internacionales exhaustivas, transparentes y basadas en pruebas, Estados Unidos debería hacer lo mismo. Debería adoptar una actitud científica, colaborar inmediatamente con la OMS en el estudio de los orígenes del virus, realizar investigaciones exhaustivas, transparentes y basadas en pruebas en su propio país, y responder activamente a las preocupaciones de la comunidad internacional.

Esos políticos y medios de comunicación estadounidenses han ignorado completamente los hechos y la ciencia, no han prestado atención a las dudas en su forma de rastrear el coronavirus y ni al doloroso fracaso en su lucha contra la epidemia. En su lugar, se han dedicado a iniciar y difundir rumores, incluso ordenando a las agencias de inteligencia que indaguen el origen del virus. El 28 de mayo, la OMS reiteró su llamamiento a un "entorno despolitizado" para el estudio sobre los orígenes de la COVID-19, ya que todo el proceso del estudio está siendo "envenenado por la política".

Los hechos han demostrado que la politización de la epidemia, la estigmatización de otros países y las maniobras políticas no han hecho que Estados Unidos sea más fuerte en su lucha contra la pandemia. Dichas acciones no han hecho más que obstaculizar la cooperación internacional contra la pandemia y han causado más desastres en todo el mundo. En temas importantes relacionados con la seguridad de la salud pública mundial y la vida del pueblo global, Estados Unidos opta por elegir sus propios intereses por encima de la ciencia.

Noticias:
Reportajes Politica Internacional Economía Cultura Sociedad Deportes
Economía:
Reportaje y análisis Noticias Made in China Negocio en China Oportunidades Informaciones
Cultura:
Historia Filosofía Étnias y religiones Lengua Costumbres Cocina Artes Plásticas Artesanías Arquitectura Vestimenta Música Óperas Danzas Juegos y Deportes Literatura Arqueología Ciencia y tecnología Medicina
Fotogalería:
Paisaje Cultura Sociedad
Vídeos:
Entrevistas Reportajes Viaje en China Intercambios culturales
Servicios:
Para Viajar Para negociar Para estudiar Informaciones generales
China en Chino:
Para aprender chino Diálogo Cantando en chino Del cine chino Paladar Chino Puro chino Hola China Ming y Laura