Rusia dice que reacción Occidente a incidente Ryanair fue "histérica"

Internacional 2021-05-25 22:00:00 CRI

La reacción de Occidente al reciente incidente de un avión de la aerolínea irlandesa Ryanair que tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia fue "histérica" y es crucial analizar todos los datos antes de extraer conclusiones, afirmó hoy martes la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, Maria Zakharova.

  Según alegó la vocera en una entrevista con Vesti FM, ha habido aterrizajes de emergencia iniciados por países occidentales, algunos de ellos "cuando ciudadanos de terceros países viajaban de forma ilegal de un país a otro", que fueron considerados por Occidente como absolutamente "normales" y rutinarios".

  "En este contexto, Occidente está actuando por alguna razón de forma histérica. Entendemos perfectamente por qué y es porque Bielorrusia está en la agenda", agregó.

  Ryanair explicó que su vuelo FR4978, que viajaba de Atenas a Vilna, fue desviado el domingo al aeropuerto de Minsk, la capital de Bielorrusia, después de ser alertada la tripulación por las autoridades bielorrusas de una posible amenaza de seguridad, tras lo que no se detectó nada anormal.

  El lunes, los líderes de los países miembros de la Unión Europea acordaron, a raíz del incidente, cortar los vínculos aéreos del bloque con Bielorrusia.

Noticias:
Reportajes Politica Internacional Economía Cultura Sociedad Deportes
Economía:
Reportaje y análisis Noticias Made in China Negocio en China Oportunidades Informaciones
Cultura:
Historia Filosofía Étnias y religiones Lengua Costumbres Cocina Artes Plásticas Artesanías Arquitectura Vestimenta Música Óperas Danzas Juegos y Deportes Literatura Arqueología Ciencia y tecnología Medicina
Fotogalería:
Paisaje Cultura Sociedad
Vídeos:
Entrevistas Reportajes Viaje en China Intercambios culturales
Servicios:
Para Viajar Para negociar Para estudiar Informaciones generales
China en Chino:
Para aprender chino Diálogo Cantando en chino Del cine chino Paladar Chino Puro chino Hola China Ming y Laura