Cuba busca recuperar industria turística golpeada por pandemia y bloqueo económico

Internacional 2021-05-24 07:00:00 CRI

El gobierno de Cuba busca reactivar la otrora pujante industria turística, actualmente golpeada por los efectos globales de la pandemia del nuevo coronavirus y el recrudecimiento del bloqueo que desde 1962 mantiene Estados Unidos contra el país.

  El turismo, que después de la exportación de servicios profesionales es la segunda fuente de divisas de Cuba, con cerca de 3.000 millones de dólares anuales, está prácticamente paralizado desde que la COVID-19 apareció en la nación, en marzo del pasado año.

  La aparición de la enfermedad se unió al golpe propinado al sector por la administración de Donald Trump, que decretó más de 240 medidas para recrudecer el bloqueo, entre ellas la suspensión de los viajes de cruceros y la restricción de vuelos comerciales solo hasta La Habana.

  Desde entonces, los principales polos turísticos cubanos han estado casi vacíos, aunque en lo que va del presente año comenzaron a arribar pequeños grupos de vacacionistas rusos, quienes viajan de manera directa desde Moscú hasta los hoteles del balneario de Varadero y de la hermosa cayería norte del país caribeño.

  Cuba recibe actualmente siete vuelos semanales desde Rusia a Varadero y cuatro a Cayo Coco, con lo que pernoctan cada noche entre 8.000 y 10.000 clientes, una cifra aún insuficiente, de acuerdo con datos del Ministerio de Turismo cubano.

  Hace dos días, el vice primer ministro y titular de Economía y Planificación, Alejandro Gil, destacó la importancia de recuperar esa industria para cumplir el plan anual de crecimiento económico del país, fijado en un 6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

  "La recuperación de la actividad turística es muy importante para lograr ese crecimiento", afirmó Gil, quien adelantó que este año se espera el arribo de entre dos millones y 2,2 millones de vacacionistas extranjeros, una cifra muy por debajo de los 4,2 millones alcanzados en 2019, pero superior a los casi 800.000 del 2020.

  No obstante, el funcionario señaló que las llegadas planificadas no se cumplieron en el primer cuatrimestre del año, cuando el país ha estado "enfocado en el enfrentamiento a la COVID-19 y se mantiene la restricción en el turismo tal y como venía sucediendo en 2020".

  Por su parte, el titular de Turismo, Juan Carlos García, se mostró optimista, al estimar que aunque no se puede hablar de un punto de inflexión, hay interés por reactivar la actividad, tanto entre los viajeros como entre quienes ofrecen ese servicio.

  García actualmente asiste a la Feria Internacional de Turismo (Fitur) de Madrid, encuentro que desde el miércoles y hasta el domingo trata de potenciar a la llamada "industria del ocio".

  El ministro, citado por medios locales, dijo que en la comunidad internacional hay esperanzas del retorno a la normalidad, aunque difícilmente el verano pueda marcar esa tendencia.

  En ese sentido, recordó que desde inicio de septiembre último la compañía Air Canada reinició los vuelos a Varadero y Cayo Coco, con lo que llegaron a Cuba incluso vacacionistas europeos, pero todo se frustró cuando Canadá volvió a cerrar sus fronteras en febrero.

  Cuba tiene cientos de kilómetros de playas y cayos, pero además es el país caribeño con mayor número de sitios históricos declarados como Patrimonio de la Humanidad por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

  Grandes cadenas hoteleras extranjeras han abierto instalaciones que aprovechan la larga historia colonial y riqueza patrimonial de ciudades cubanas como La Habana, Trinidad (centro), Cienfuegos (centro), Camagüey (centro) y Santiago de Cuba (oriente).

  Sin embargo, la posibilidad de contagio tras la aparición de la COVID-19 redujo el turismo de ciudad e hizo que el país retomará el sol y las playas como principal destino y lugar de seguridad sanitaria.

  "Hemos creado una certificación que se denomina Turismo más higiénico y seguro", afirmó García, quien señaló que esa denominación, que busca preservar la salud de trabajadores y vacacionistas, está respaldada por el sólido sistema sanitario cubano.

  Esa certificación la otorgan de manera conjunta el Ministerio de Turismo y el Ministerio de Salud Pública, tras un riguroso examen de las condiciones sanitarias de cada instalación, donde debe haber un médico, una enfermera y un epidemiólogo.

  La industria turística cubana posee unas 75.000 habitaciones distribuidas en poco más de 390 hoteles y llegó a aportar más de 10 por ciento del PIB nacional antes del inicio de la pandemia.

Noticias:
Reportajes Politica Internacional Economía Cultura Sociedad Deportes
Economía:
Reportaje y análisis Noticias Made in China Negocio en China Oportunidades Informaciones
Cultura:
Historia Filosofía Étnias y religiones Lengua Costumbres Cocina Artes Plásticas Artesanías Arquitectura Vestimenta Música Óperas Danzas Juegos y Deportes Literatura Arqueología Ciencia y tecnología Medicina
Fotogalería:
Paisaje Cultura Sociedad
Vídeos:
Entrevistas Reportajes Viaje en China Intercambios culturales
Servicios:
Para Viajar Para negociar Para estudiar Informaciones generales
China en Chino:
Para aprender chino Diálogo Cantando en chino Del cine chino Paladar Chino Puro chino Hola China Ming y Laura