El calendario chino

Costumbres 2016-02-20 22:45:56 China Hoy

Por CARLOS VILLAGRÁN

EL 8 de febrero, China celebró la llegada de un nuevo año, según su calendario lunisolar, que tiene una fuerte relación con la tradición agrícola del país.

Eran las 23:00 del 31 de diciembre en Beijing y en las calles no se percibía la algarabía de las ciudades occidentales. En Sydney, Río de Janeiro y muchas otras ciudades se celebraba la llegada del nuevo año con fuegos artificiales, rituales cabalísticos, baile y mucho alcohol. Pero en China se percibía la tranquilidad de un día ordinario, salvo para los expatriados que estaban listos para celebrar a lo grande.

El calendario chino

7 de enero de 2016. Los peluches del Año del Mono en un mercadillo de Shanghai. CFP

La razón de este ambiente tranquilo en China es que, de acuerdo a su calendario lunisolar, faltaba más de un mes para la llegada del año 4714, que corresponde al mono según el zodiaco chino. Más concretamente, es el año del mono “de fuego”, ya que el fuego es el elemento que lo rige.

El uso del calendario lunisolar refleja la realidad agrícola de China y su calendario, por ende, está organizado en función de fenómenos lunares y solares y de su relación con la agricultura. Este calendario, también conocido como calendario chino, calendario lunar o lunisolar, es diferente al calendario gregoriano, que divide el año en 12 meses, de enero a diciembre, y en 365 días.

El calendario chino incorpora el ciclo lunar y la posición del sol. Por eso se dice que es un calendario lunisolar, los meses son lunares, es decir que el primer día es el de la luna nueva y termina el día 15 con la luna llena. Cada período está relacionado con un fenómeno del clima. Para los agricultores es muy importante saber cuándo mejorará el clima para comenzar a sembrar y cuándo se acercan las primeras lluvias.

El calendario chino

Sello postal del mono para el año 2016.

El calendario chino se divide en 12 meses lunares, pudiendo variar el número de días de cada año chino, entre 353 y 355 días. Aproximadamente cada tres años, se procede a intercalar un año con 13 meses lunares, de esa manera, se consigue el ajuste entre el ciclo solar y lunar, a diferencia del calendario gregoriano, que añade un día cada cuatro años para este ajuste.

En la antigüedad, el problema para los sabios astrónomos chinos fue el mismo que para el resto de los pueblos antiguos: intentar combinar los movimientos de la luna y del sol, ciclos siempre difíciles de congeniar. El calendario chino tradicional era lunar, pero ello causaba graves problemas a los agricultores porque no había forma de fijar las estaciones en él. Como para el resto de culturas, la búsqueda de un calendario que reflejara correctamente las estaciones era fundamental para la agricultura, por lo cual los pueblos buscaron maneras de observar el movimiento de los astros y reflejarlo en un sistema cronológico de días completos.

Algunos historiadores atribuyen el origen del calendario chino tradicional a la civilización Xia, que ocupó la región durante el siglo XXII a. C., mientras que otros lo atribuyen directamente a Huangdi, conocido como el Emperador Amarillo, que vivió entre 2717 y 2599 a. C.

Noticias:
Reportajes Politica Internacional Economía Cultura Sociedad Deportes
Economía:
Reportaje y análisis Noticias Made in China Negocio en China Oportunidades Informaciones
Cultura:
Historia Filosofía Étnias y religiones Lengua Costumbres Cocina Artes Plásticas Artesanías Arquitectura Vestimenta Música Óperas Danzas Juegos y Deportes Literatura Arqueología Ciencia y tecnología Medicina
Fotogalería:
Paisaje Cultura Sociedad
Vídeos:
Entrevistas Reportajes Viaje en China Intercambios culturales
Servicios:
Para Viajar Para negociar Para estudiar Informaciones generales
China en Chino:
Para aprender chino Diálogo Cantando en chino Del cine chino Paladar Chino Puro chino Hola China Ming y Laura