Presidente Gobierno español defiende venta de armas a Arabia Saudí

Internacional 2018-10-24 21:41:31 Xinhua

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, justificó hoy miércoles que su país continúe vendiendo armas a Arabia Saudí en defensa de los intereses nacionales.

En una comparecencia en el Congreso de los Diputados (Cámara Baja), Sánchez calificó de "terrible crimen" el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi en el consulado del país árabe en la ciudad turca de Estambul, pero afirmó que eso "no puede ni debe impedir" que él y su Gobierno actúen "con responsabilidad" en la defensa de los intereses nacionales.

España tiene suscritos, entre otros, un contrato con Arabia Saudí para construir cinco corbetas en los astilleros de Navantia, en la localidad de San Fernando, por 1.800 millones de euros.

Alemania suspendió hace dos días la venta de armamento a Riad hasta que no se esclarezca la muerte de Khashoggi, y pidió a sus socios europeos, entre ellos España, que tomasen medidas similares.

De acuerdo con el último informe del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI) sobre comercio de armamento, España es el cuarto país que más armas vende a Arabia Saudita con un 2,4 por ciento del total, por detrás de Estados Unidos (61 por ciento), Reino Unido (23 por ciento) y Francia (3,6 por ciento). 

Noticias:
Reportajes Politica Internacional Economía Cultura Sociedad Deportes
Economía:
Reportaje y análisis Noticias Made in China Negocio en China Oportunidades Informaciones
Cultura:
Historia Filosofía Étnias y religiones Lengua Costumbres Cocina Artes Plásticas Artesanías Arquitectura Vestimenta Música Óperas Danzas Juegos y Deportes Literatura Arqueología Ciencia y tecnología Medicina
Fotogalería:
Paisaje Cultura Sociedad
Vídeos:
Entrevistas Reportajes Viaje en China Intercambios culturales
Servicios:
Para Viajar Para negociar Para estudiar Informaciones generales
China en Chino:
Para aprender chino Diálogo Cantando en chino Del cine chino Paladar Chino Puro chino Hola China Ming y Laura