El sector hotelero de Río de Janeiro sufre los efectos de un exceso de oferta tras el Mundial y los Juegos

Internacional 2018-08-18 18:30:16 Xinhua

Sede de la final del Mundial de fútbol de 2014 y de los Juegos Olímpicos de verano de 2016, Río de Janeiro amplió considerablemente en los últimos años su oferta hotelera para poder atender las exigencias de la FIFA y del COI y poder recibir a centenares de miles de turistas, aunque finalizados los dos eventos, el sector nota los efectos de un exceso de oferta.

Según datos de la Asociación Brasileña de la Industria Hotelera en Río de Janeiro (Abih-RJ), la ciudad carioca, la más turística de Brasil, pasó de una oferta hotelera de 29.000 cuartos en 2009 a 56.000 en 2016, es decir, prácticamente el doble.

La organización del Mundial de fútbol y de los Juegos Olímpicos atrajo a miles de turistas de todo el mundo a la ciudad, que prácticamente logró una ocupación total de su red hotelera y de albergues, algo que se repite durante el Carnaval, su fiesta más famosa.

Sin embargo, la grave crisis económica que vive Río de Janeiro, que ha provocado un considerable aumento de la violencia ha impactado plenamente en el sector hotelero, que sufre con un exceso de oferta y una falta de turistas.

Desde el final de los Juegos Olímpicos, al menos 13 grandes hoteles han cerrado sus puertas en Río de Janeiro, junto a más de 50 albergues. En menos de dos años, la ciudad ha perdido el 5 por ciento de sus cuartos hoteleros. Otros tres hoteles se encuentran "en reformas" sin previsión para reabrir, por lo que entre los 16 hoteles que han dejado de funcionar, suman 2.828 cuartos.

"Después de los Juegos Olímpicos, un tuvimos inversiones para vender Río de Janeiro como destino turístico", lamentó a Xinhua el presidente de la ABIH, Alfred Lopes.

La modernización y ampliación de la red hotelera fue una de las exigencias del COI para que Río fuera elegida sede del mayor evento deportivo del mundo, como recuerda Alexandre Sampaio, presidente de la Federación Brasileña de Alojamiento y Alimentación (FBHA).

"Los dueños y las cadenas de los hoteles hicieron grandes inversiones para cumplir con las especificaciones del COI, con establecimientos más modernos y la llegada de nuevos canales internacionales, pero estas inversiones están comprometidas actualmente", explica.

"Si no logramos tener una tasa aceptable de ocupación a corto plazo, muchos hoteles acabarán cerrando en los próximos trimestres", agregó Sampaio, pesimista sobre el futuro del sector.

"Llegamos a tener casi 60.000 cuartos de hotel en el mercado. Para empeorar, la mayoría de los nuevos hoteles se construyeron en Barra da Tijuca (cerca del Parque Olímpico), donde había más espacio, pero que es un barrio desconocido para los turistas internacionalmente", agrega Lopes, que se queja de la falta de ayudas públicas y privadas para promover la marca de Río de Janeiro y continuar atrayendo turistas.

El reflejo del cierre de los hoteles ha sido un aumento del desempleo en Río de Janeiro. Según la Confederación Nacional de Comercio, Bienes, Servicios y Turismo, Río de Janeiro perdió apenas en el mes de junio 2.244 empleos en el sector turístico, una tercera parte de los 7.743 puestos de trabajo del sector que se perdieron en todo Brasil.

Según el economista de la CNC Antonio Everton, "Río de Janeiro pierde también la oportunidad de recibir eventos corporativos, debido a la crisis, pero también a la violencia, algo que no debe pasarse por alto. Con tantos problemas, los negocios del sector que se mantienen han adoptado estrategias para mantenerse, como la reducción de las diarias. En fin de año, por ejemplo, se logró una ocupación casi del 100 por ciento, pero también porque las tarifas hoteleras bajaron un 35 por ciento de media".

Para intentar esquivar la crisis, los hoteles se han reinventado, ofreciendo tarifas y promociones para los ciudadanos de Río de Janeiro para el uso diario, pudiendo utilizar servicios como la piscina, el spa o el gimnasio, sin tener que dormir en el hotel.

Para Sampaio, "dejamos pasar el tren, era necesario capitalizar la imagen positiva de los Juegos Olímpicos, que fueron perfectamente organizados, y vender la marca Río al mundo para atraer turistas, algo que no se hizo", concluye.

Noticias:
Reportajes Politica Internacional Economía Cultura Sociedad Deportes
Economía:
Reportaje y análisis Noticias Made in China Negocio en China Oportunidades Informaciones
Cultura:
Historia Filosofía Étnias y religiones Lengua Costumbres Cocina Artes Plásticas Artesanías Arquitectura Vestimenta Música Óperas Danzas Juegos y Deportes Literatura Arqueología Ciencia y tecnología Medicina
Fotogalería:
Paisaje Cultura Sociedad
Vídeos:
Entrevistas Reportajes Viaje en China Intercambios culturales
Servicios:
Para Viajar Para negociar Para estudiar Informaciones generales
China en Chino:
Para aprender chino Diálogo Cantando en chino Del cine chino Paladar Chino Puro chino Hola China Ming y Laura