Estudio asegura que la Amazonía húmeda es la más vulnerable al cambio climático

Internacional 2017-05-01 19:42:33 Xinhua

    Paradójicamente, la región amazónica más vulnerable a incendios catastróficos y a convertirse en sabana por culpa del cambio climático es precisamente la que pasa la mitad del año bajo el agua.

Tales humedales están en el corazón de la cuenca del Amazonas y si no se hace nada, con el tiempo, se tornarán el talón de Aquiles de la selva ante el calentamiento global, de acuerdo con el artículo publicado por investigadores de Brasil, los Países Bajos y China en la revista científica "PNAS".

"Estamos hablando de una séptima parte de la Amazonia, que no es poca cosa", dijo el ecologista Río Bernardo Flores, uno de los autores del estudio. "Los estudios previos habían ignorado estos humedales y lo que estamos viendo es que son altamente inflamables". En pocas palabras: se incendian con sorprendente facilidad.

El espectro de la llamada sabanización - la transformación de la vegetación forestal cerrada en áreas de vegetación abierta, con características de la sabana- amenaza la Amazonia desde hace mucho tiempo.

Entre las posibles consecuencias del aumento de la temperatura en las próximas décadas es la multiplicación de fenómenos meteorológicos extremos y en particular de episodios prolongados de sequía.

En teoría, los extremos sur y este de la región son los más propensos a la sabanización, puesto que ya son áreas relativamente secas y estacionales (con temporadas más marcadas).

Cuando se examinan detalladamente los diferentes tipos de bosque de la región, sin embargo, el escenario cambia.

El primer punto importante constatado por los investigadores es que los humedales, donde el bosque se inunda durante meses todos los años, tienen una vegetación natural menos densa (una densidad del 66 por ciento) que las áreas "de tierra firme" (con una densidad de 93 por ciento), donde no se produce esta inundación.

Esto significa que las áreas inundables reciben más luz solar e influencia de otros parámetros que pueden resecarla.

Pero el dato más revelador proviene del estudio de cientos de áreas forestales amazónicas durante y después de dos grandes sequías que afectaron a la cuenca en los últimos años (1997 y 2005).

En estos episodios, los humedales tardaron mucho más tiempo en recuperarse que el bosque de tierra firme. "Es una vegetación difícil de secar. Pero cuando se seca retiene una gran cantidad de combustible debido entre otras cosas a sus finas raíces, que acumulan materia orgánica", explica Flores.

Además, la quema de los bosques húmedos es a menudo más insidiosa y lenta, matando a una cantidad considerable de árboles de raíz. "Con un impacto más prolongado y una recuperación más lenta, la vegetación se mantiene expuesta durante más tiempo corriendo el riesgo de ser atrapada por un incendio", concluye el investigador.

(Amanda)

Calendario

Noticias:
Reportajes Politica Internacional Economía Cultura Sociedad Deportes
Economía:
Reportaje y análisis Noticias Made in China Negocio en China Oportunidades Informaciones
Cultura:
Historia Filosofía Étnias y religiones Lengua Costumbres Cocina Artes Plásticas Artesanías Arquitectura Vestimenta Música Óperas Danzas Juegos y Deportes Literatura Arqueología Ciencia y tecnología Medicina
Fotogalería:
Paisaje Cultura Sociedad
Vídeos:
Entrevistas Reportajes Viaje en China Intercambios culturales
Servicios:
Para Viajar Para negociar Para estudiar Informaciones generales
China en Chino:
Para aprender chino Diálogo Cantando en chino Del cine chino Paladar Chino Puro chino Hola China Ming y Laura