Capital del Tíbet sustituye mitad de su flota de autobuses por modelos ecológicos

Sociedad 2018-02-23 15:26:12 Xinhua

Lhasa, capital de la región autónoma del Tíbet, en el suroeste de China, ha puesto a circular este año 128 nuevos autobuses híbridos de gasolina y electricidad, informaron hoy viernes las autoridades locales.

Un total de 312 autobuses de nueva energía circulan por Lhasa en la actualidad, cifra que representa el 60 por ciento de la flota de autobuses públicos de la ciudad, según el departamento regional de transporte.

"Los autobuses de nueva energía pueden reducir las emisiones de los tubos de escape en un 70 por ciento en comparación con los de gasolina y, además, el ruido disminuye en un 90 por ciento", explicó el sub gerente general de la compañía de transporte público de la ciudad.

La ciudad seguirá tomando medidas de fomento de los desplazamientos diarios ecológicos, de acuerdo con el Grupo de Industria de las Comunicaciones de Lhasa. Se espera que los autobuses de nueva energía lleguen a ser el 80 por ciento de la flota total para finales de este año.

El año pasado entraron en servicio en la ciudad 192 taxis híbridos, mientras que la empresa de bicicletas compartidas ofo distribuyó 3.600 unidades.

El número total de vehículos en Lhasa había alcanzado los 220.000 al cierre del año pasado.

(Ying)

Calendario

Noticias:
Reportajes Politica Internacional Economía Cultura Sociedad Deportes
Economía:
Reportaje y análisis Noticias Made in China Negocio en China Oportunidades Informaciones
Cultura:
Historia Filosofía Étnias y religiones Lengua Costumbres Cocina Artes Plásticas Artesanías Arquitectura Vestimenta Música Óperas Danzas Juegos y Deportes Literatura Arqueología Ciencia y tecnología Medicina
Fotogalería:
Paisaje Cultura Sociedad
Vídeos:
Entrevistas Reportajes Viaje en China Intercambios culturales
Servicios:
Para Viajar Para negociar Para estudiar Informaciones generales
China en Chino:
Para aprender chino Diálogo Cantando en chino Del cine chino Paladar Chino Puro chino Hola China Ming y Laura