Ballena jorobada varada de nuevo tras ser rescatada en playa de este de China

Sociedad 2017-11-14 19:51:04 Xinhua

Una ballena jorobada de 7,5 metros de largo quedó varada otra vez hoy martes en una playa de la provincia oriental china de Jiangsu, no muy lejos de donde fue rescatada ayer por primera vez.

Los departamentos de policía y pesca de la ciudad de Qidong están tratando de salvar al animal.

El pescador Yang Fagen dijo que había descubierto a la ballena el mediodía del lunes y se lo había comunicado a la policía del puerto de Lianxing, en Qidong. Muchos pescadores locales acudieron a verter agua sobre el atrapado mamífero, al que empujaron hasta devolver al mar.

Con la ayuda de la policía, los pescadores excavaron un foso en la playa y enviaron a un barco para dirigir a la ballena, de tres toneladas, hacia aguas más profundas aprovechando la subida de la marea a las 17:30 de ayer.

Los observadores retransmitieron en directo el rescate del lunes a través de las redes sociales, que los cibernautas comentaron con deseos de apoyo y seguridad por el animal.

"La ballena tiene muchas cicatrices en el cuerpo, nuevas y viejas", indicó Tang Jianhua, investigador del Instituto de Investigación Acuática Marina de Jiangsu, quien participó en las labores de rescate del lunes y que albergaba dudas sobre si podría sobrevivir.



Calendario

Noticias:
Reportajes Politica Internacional Economía Cultura Sociedad Deportes
Economía:
Reportaje y análisis Noticias Made in China Negocio en China Oportunidades Informaciones
Cultura:
Historia Filosofía Étnias y religiones Lengua Costumbres Cocina Artes Plásticas Artesanías Arquitectura Vestimenta Música Óperas Danzas Juegos y Deportes Literatura Arqueología Ciencia y tecnología Medicina
Fotogalería:
Paisaje Cultura Sociedad
Vídeos:
Entrevistas Reportajes Viaje en China Intercambios culturales
Servicios:
Para Viajar Para negociar Para estudiar Informaciones generales
China en Chino:
Para aprender chino Diálogo Cantando en chino Del cine chino Paladar Chino Puro chino Hola China Ming y Laura