Primera central solar termoeléctrica comercial de China inicia fase de pruebas

Sociedad 2017-09-11 19:31:25 Xinhua

    La primera central solar termoeléctrica comercial de China ha empezado a funcionar en fase de pruebas y según las previsiones comenzará a enviar energía a la red a finales de este año, informó este lunes el operador.

La central termoeléctrica solar de Delingha, gestionada por el Grupo General de Energía Nuclear de China (CGN, según sus siglas en inglés) en la provincia noroccidental de Qinghai, realizó su primera prueba funcional el 31 de agosto, en la que todos los equipos funcionaron normalmente, según la compañía.

La infraestructura, aprobado por la Administración Nacional de Energía en 2016, tiene una capacidad instalada de 50 megavatios de electricidad, equivalente a la energía producida por 60.000 toneladas de carbón en un año.

Fuentes del CGN dijeron que la planta puede reflejar la luz solar hacia un receptor para calentar agua que produce el vapor que alimenta una turbina para generar la electricidad. Es la primera vez que esta tecnología se utiliza comercialmente en China.

Construida en la escasamente poblada meseta, se espera que esta planta piloto contribuya a los esfuerzos de China por satisfacer la meta de producir el 20 por ciento de la energía de fuentes renovables para 2030.

(Jimena)

Calendario

Noticias:
Reportajes Politica Internacional Economía Cultura Sociedad Deportes
Economía:
Reportaje y análisis Noticias Made in China Negocio en China Oportunidades Informaciones
Cultura:
Historia Filosofía Étnias y religiones Lengua Costumbres Cocina Artes Plásticas Artesanías Arquitectura Vestimenta Música Óperas Danzas Juegos y Deportes Literatura Arqueología Ciencia y tecnología Medicina
Fotogalería:
Paisaje Cultura Sociedad
Vídeos:
Entrevistas Reportajes Viaje en China Intercambios culturales
Servicios:
Para Viajar Para negociar Para estudiar Informaciones generales
China en Chino:
Para aprender chino Diálogo Cantando en chino Del cine chino Paladar Chino Puro chino Hola China Ming y Laura