Arbitraje de Mar Meridional de China representa tendencia peligrosa en relaciones internacionales

Politica 2016-07-14 21:53:50

El tribunal abusivo de la ley montó una farsa cuando emitió un fallo infundado sobre el caso de arbitraje del Mar Meridional de China en medio de un coro global de que el panel carece de jurisdicción.

  El martes, el fallo del tribunal de cinco miembros se puso de lado abrumadoramente de los reclamos presentados de manera unilateral por la administración del ex presidente filipino Benigno S. Aquino III, lo cual fue calificado por muchos observadores como una burla a la justicia.

  El arbitraje iniciado por Filipinas contra China representa una peligrosa tendencia en las actuales relaciones internacionales.

  Expertos han alertado que algunos países están tratando de utilizar a la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (Unclos, por sus siglas en inglés) como el único estándar y de negar el principio de que la soberanía territorial es sagrada e inviolable, lo que está consagrado en la ley internacional, incluida la Carta de la ONU.

  Esos países intentan encubrir el hecho de que están ocupando de forma ilegal las islas y arrecifes de China en las Islas Nansha, opinan los expertos.

  Al parecer, a estos países se les debe recordar que la inviolabilidad de la soberanía territorial es un principio básico en la ley internacional, y que es el cimiento de las relaciones internacionales estables.

  Además, el arbitraje ha sentado un mal precedente para la solución de disputas sobre soberanía, porque no sólo violó el Estado de derecho internacional, sino que también socavó el orden internacional existente.

  Una de las consecuencias negativas del arbitraje promovido por Filipinas es que pone en riesgo el consenso internacional para resolver disputas a través de negociaciones pacíficas, el principio que también es defendido por la Carta de la ONU, así como por la ley internacional.

  Al solicitar de forma unilateral el arbitraje, el anterior gobierno filipino rompió el compromiso que asumió en la Declaración sobre la Conducta de las Partes en el Mar Meridional de China en 2002, que fue firmada entre China y los miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean), de resolver las disputas a través de consultas y negociaciones.

  La acción también obstaculizó los esfuerzos activos de las partes involucradas para promover las consultas sobre un Código de Conducta en el Mar Meridional de China.

  La negociación y consulta son la única forma viable de resolver las disputas en el Mar Meridional de China. Sin embargo, el acto filipino, que viola la norma básica de la ley internacional y transgrede el derecho de China a elegir de forma independiente los métodos de solución de disputas, constituirá una grave amenaza a la paz y estabilidad en la región.

  El arbitraje, que abusó de los procedimientos obligatorios de Unclos para la solución de disputas, no es nada más que una farsa política bajo un manto de legalidad. No puede cambiar el "viejo orden" ni crear una "nueva realidad".

Fan

(Fan)

Calendario

Noticias:
Reportajes Politica Internacional Economía Cultura Sociedad Deportes
Economía:
Reportaje y análisis Noticias Made in China Negocio en China Oportunidades Informaciones
Cultura:
Historia Filosofía Étnias y religiones Lengua Costumbres Cocina Artes Plásticas Artesanías Arquitectura Vestimenta Música Óperas Danzas Juegos y Deportes Literatura Arqueología Ciencia y tecnología Medicina
Fotogalería:
Paisaje Cultura Sociedad
Vídeos:
Entrevistas Reportajes Viaje en China Intercambios culturales
Servicios:
Para Viajar Para negociar Para estudiar Informaciones generales
China en Chino:
Para aprender chino Diálogo Cantando en chino Del cine chino Paladar Chino Puro chino Hola China Ming y Laura