Presidente chino Xi llega a Florida para primera reunión con Trump

Reportajes 2017-04-07 16:52:04 CRI

El presidente de China, Xi Jinping, llegó este jueves a Palm Beach, en la costa sudoriental del estado de Florida de Estados Unidos, para reunirse por primera ocasión con su homólogo estadounidense, Donald Trump, con el fin de trazar el rumbo de los lazos bilaterales en una nueva era.

El avión que transportaba al presidente chino, a la primera dama Peng Liyuan y a otros miembros de la delegación aterrizó esta tarde en el Aeropuerto Internacional de Palm Beach.

Bajo la atenta mirada de una entusiasmada multitud de bienvenida, incluyendo al secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, y a su esposa, Xi y Peng salieron por la portezuela y saludaron al público antes de bajar por la escalerilla agarrados de la mano.

Durante su estadía de dos días en el estado del eterno sol, Florida, Xi tiene previsto conversar con Trump en la residencia de Mar-a-Lago, a la que Trump describe como "la Casa Blanca del Sur", para intercambiar opiniones sobre los lazos bilaterales y sobre asuntos regionales y mundiales de interés común.

El viceministro de Relaciones Exteriores de China, Zheng Zeguang, dijo que Xi y Peng también asistirán a un banquete de bienvenida organizado por Trump y la primera dama, Melania.

Zheng dijo que bajo la situación internacional actual, "la reunión será de gran importancia para trazar las relaciones sino-estadounidenses en una nueva era, avanzar en el desarrollo de las relaciones bilaterales en un modo sano y estable desde un nuevo punto de partida y promover la paz, la estabilidad y la prosperidad en Asia y el Pacífico, así como en el mundo en su conjunto."

Estados Unidos es la segunda escala del actual viaje de Xi por dos países tras realizar una visita de Estado a Finlandia.

Unos comentaristas señalan que las predicciones de que las fricciones entre China y Estados Unidos se escalarían después de que Donald Trump asumiera la presidencia estadounidense no se han materializado.

A pocas horas de que comiencen las reuniones entre los presidentes de China y Estados Unidos en Mar-a-Lago, Florida, los observadores de China deberían reflexionar sobre el tono de las interacciones entre los dos líderes y las reuniones que se han realizado entre diplomáticos y funcionarios de las autoridades financieras de ambos países desde cuando comenzó la administración Trump. ¿Y cuál ha sido ese tono? La cooperación.

Ninguna de las partes se puede permitir el sacrificio de la cooperación. De ese modo, la relación sino-estadounidense seguirá navegando hacia adelante, impulsada por los casi 520.000 millones de dólares que representan sus nexos comerciales.

El comercio bilateral entre los dos países en 2016 equivalió a 200 veces más de lo que fue en 1979, año en el que establecieron relaciones diplomáticas.

Esa saludable relación comercial ha generado empleos. El comercio en ambas direcciones y la inversión mutua crearon, solo en 2015, 2,6 millones de puestos de trabajo para Estados Unidos, según estadísticas del Consejo de Negocios EEUU-China, con sede en Washington.

La manera más eficiente de beneficiar a los pueblos de los dos países es preparar una "torta" más grande de intereses comunes. La cooperación es el único camino hacia adelante.

De hecho, una mirada más detallada a los desequilibrios existentes entre los dos países muestra que el 40 por ciento del superávit comercial de China con Estados Unidos tiene su origen en empresas estadounidenses que producen en China.

Si hubiera una guerra comercial, las firmas perjudicadas serían aquellas financiadas por otros países, y en particular las de capital estadounidense.

Lo único que lograría una guerra comercial es dañar un vínculo estrecho y muy entretejido que ha beneficiado a las dos naciones, y al mundo entero, por décadas.

Por tanto, las reuniones entre los líderes de las dos economías más poderosas del planeta tienen el poder de enviarle una señal positiva.

Guiada por los principios de evitar la confrontación y los conflictos, mantener el respeto mutuo y poner en práctica una cooperación de ganancia compartida, China está lista para trabajar junto con Estados Unidos con el fin de expandir la cooperación y administrar sus diferencias.

Calendario

Noticias:
Reportajes Politica Internacional Economía Cultura Sociedad Deportes
Economía:
Reportaje y análisis Noticias Made in China Negocio en China Oportunidades Informaciones
Cultura:
Historia Filosofía Étnias y religiones Lengua Costumbres Cocina Artes Plásticas Artesanías Arquitectura Vestimenta Música Óperas Danzas Juegos y Deportes Literatura Arqueología Ciencia y tecnología Medicina
Fotogalería:
Paisaje Cultura Sociedad
Vídeos:
Entrevistas Reportajes Viaje en China Intercambios culturales
Servicios:
Para Viajar Para negociar Para estudiar Informaciones generales
China en Chino:
Para aprender chino Diálogo Cantando en chino Del cine chino Paladar Chino Puro chino Hola China Ming y Laura