La iniciativa de la Franja y la Ruta ayuda a estudiantes de chino a realizar sus sueños

Cultura 2017-05-07 21:39:56 Xinhua

      Desde la niñez, la palestina Dima Albughdadi soñaba con viajar a China para aprender chino.

  "Cuando era una niña, solía contemplar maravillada los adornos chinos de los escaparates de las tiendas e imaginaba cómo yo misma iría a China algún día".

  Recuerda garabatear caracteres chinos en su cuaderno y verlos impresos en camisetas. "Aunque no tenía ni idea de lo que significaban, llenaban mi corazón de alegría cada vez que los veía".

  Sin embargo, en Palestina, nunca fue fácil para chicas como Albughdadi ir a la universidad. Presentó una solicitud para estudiar chino en la Universidad de Jordania después de acabar su educación secundaria, pero como palestina sus opciones eran limitadas y no podía inscribirse en la especialidad de sus sueños a no ser que pagara el doble de las tasas académicas.

  Siendo práctica, decidió estudiar ingeniería. "Mi mente se adormeció con fórmulas aburridas y pensamiento matemático y no sentía ningún placer con ello", dijo Albughdadi, recordando sus dos años de ingeniería.

  Después de recibir repetidos rechazos por parte de su familia a su petición de cambiar de especialidad, se dio cuenta de que solo podía confiar en sí misma para aprender chino. Empezó a buscar las posibles maneras de conseguirlo: buscando material gratuito en Internet, cursos audiovisuales, y compañeros de idioma que sí estuvieran estudiando chino como especialidad.

  Durante su último año en la universidad, Albughdadi recibió una beca de la Universidad Tecnológica de Dalian para estudiar un año en esa ciudad portuaria nororiental china.

  Dijo que al llegar China le dio una sensación de "deja vue", pero que el país era "mucho más bonito de lo que pensaba, y la gente era mucho más amable (...) Me había acercado un poco más a mi sueño. Mis sueños de aprender chino se han vuelto realidad una y otra vez".

  Aprender chino se ha convertido en algo popular en los últimos años, especialmente después de que China propusiera la iniciativa de la Franja y la Ruta en 2013. Como Albughdadi, más jóvenes de todo el mundo han quedado fascinados con el chino y la cultura china.

  Los lazos aún más cercanos ente China y los países a lo largo de la Franja y la Ruta han proporcionado amplias oportunidades para que los jóvenes alcancen sus sueños chinos.

  Hamid Gholami, de Afganistán, comenzó a estudiar chino en 2010 en el Departamento de Lengua y Cultura China de la Universidad de Kabul, donde ahora enseña el idioma.

  Calificando de "llave mágica" la lengua china que le ha descubierto un nuevo país, Gholami indicó que la larga historia de China, su pueblo amable y amistoso, y el esfuerzo continuo del país y sus gentes por superarse le han fascinado.

  Con la puesta en marcha de la iniciativa de la Franja y la Ruta, auguró Gholami, Afganistán y China experimentarán el fortalecimiento de sus lazos.

  "Espero elaborar materiales didácticos apropiados en Afganistán, pasar la llave mágica del idioma chino a más afganos, y contribuir a la amistad y al desarrollo de los dos países".

  Estos jóvenes aprenden chino no solo para dominar el idioma, conocer la cultura china y enriquecerse mentalmente a sí mismos, sino también con el objetivo de utilizar la lengua china como instrumento para tender un puente entre pueblos.

  Izabela Flis, polaca de 23 años, ahora asiste a cursos avanzados de chino en la Universidad de Lenguas Extranjeras de Guangdong, en la ciudad meridional china de Guangzhou.

  "Todo comenzó con mi interés en el largometraje de animación de Walt Disney, 'Mulan'", dijo Flis, al recordar su primer encuentro con la lengua china. Se refirió a la película de 1998 basada en el folclore chino sobre una chica reclutada en el ejército para sustituir a su padre en el siglo V.

  "Aunque tenía seis años de edad cuando vi la película por primera vez, no pude evitar enamorarme de los ojos típicamente asiáticos de Mulan", dijo la polaca, quien agregó que siempre entrecerraba los ojos y estiraba las comisuras frente a un espejo para hacer que sus ojos parecieran los de Mulan.

  Flis sigue de cerca el desarrollo de las relaciones entre China y Polonia en todos los frentes, y habla con gran familiaridad de los lazos diplomáticos entre los dos países.

  Destacando el paisaje hermoso, la larga historia, las tradiciones profundas en la cultura y el arte, el pueblo amable y amistoso de Polonia, Flis hizo un fuerte llamamiento a la industria de turismo de su país natal y dijo que espera que más chinos viajen y visiten su país.

  "Los intercambios entre China y Polonia están en aumento (...) por eso, espero poder dominar la lengua china y ser capaz de promover la amistad chino-polaca en el futuro", recalcó la chica.

     luo

(luo)

Calendario

Noticias:
Reportajes Politica Internacional Economía Cultura Sociedad Deportes
Economía:
Reportaje y análisis Noticias Made in China Negocio en China Oportunidades Informaciones
Cultura:
Historia Filosofía Étnias y religiones Lengua Costumbres Cocina Artes Plásticas Artesanías Arquitectura Vestimenta Música Óperas Danzas Juegos y Deportes Literatura Arqueología Ciencia y tecnología Medicina
Fotogalería:
Paisaje Cultura Sociedad
Vídeos:
Entrevistas Reportajes Viaje en China Intercambios culturales
Servicios:
Para Viajar Para negociar Para estudiar Informaciones generales
China en Chino:
Para aprender chino Diálogo Cantando en chino Del cine chino Paladar Chino Puro chino Hola China Ming y Laura