Tirillas de requesón de soja seca

2019-05-22 10:50:05
CRI
Dificultad:
-
Mi menú

Tirillas de requesón de soja seca

Las tirillas de requesón de soja seca son un platillo muy famoso de la escuela culinaria de Jiangsu. Esta provincia se ubica en el tramo inferior del río Yangtsé, la provincia de Jiangsu ocupa una superficie superior a 100 mil kilómetros cuadrados y cuenta con una población de 60 millones. El renombrado río Yangtsé y el antiguo Gran Canal son dos importantes vías fluviales de China, los cuales cursan respectivamente de oeste a este y norte a sur. Innumerables lagos salpican su tierra haciéndola aún más bella y fértil, el delta de río Yangtsé es denominado desde tiempos remotos como “la tierra del pescado y del arroz”.

Los platos de Jiangsu comprenden principalmente tres estilos: el de Nanjing, la capital provincial, el de Yangzhou y el de Suzhou, ambas son ciudades milenarias. Se caracteriza por la rigurosa selección de sus ingredientes, su refinada preparación, la correcta adopción de métodos culinarios que resultan idóneos para cada uno de los innumerables ingredientes y ofrece variados platillos de acuerdo a cada estación del año. En cuanto al método de preparación, esta escuela tiene un prestigioso guisado, salteado, cocina al vapor y al mismo tiempo presta atención a la utilización del caldo original, de manera que los platos resultan tiernos, exquisitos, de buena presentación y un poco blandos, todo esto mientras brinda un sabor único a cada plato.

Las tirillas de requesón de soja seca son un plato de Yangzhou, esta ciudad impone su estilo en la receta de este platillo al incluir al pescado del río Yangtsé y algunas aves domésticas como sus principales ingredientes.

En cuanto a este plato, se cuenta la siguiente historia. El emperador Qianlong de la dinastía Qing (1616-1912) fue un líder con mucho humor y le gustaba entretenerse mucho en sus ratos de ocio. Durante su reinado la nación prosperaba y la paz reinaba, además el pueblo vivía con tranquilidad y riqueza. Durante su tiempo de ocioso, al emperador Qianlong le gustaba viajar por todas partes, e incluso salir de la capital. Por eso, en los lugares a los que él viajaba, se habían creado muchas interesantes historias, sin importar que fuesen verdaderas o falsas, se presentaron como historias extraoficiales. Según los datos históricos, el emperador Qianlong había viajado seis veces al sur del río Yangtsé y siempre que llegaba a aquel lugar, los funcionarios locales le ofrecían joyas y platos exquisitos. “El paraíso está en el cielo, y Hangzhou y Suzhou en la tierra.” En esta región, el paisaje es magnífico, tiene una cantidad innumerable de lugares pintorescos, el emperador Qianlong se divirtió tanto en aquel lugar que se olvidó de volver. Con el objetivo de congraciarse con el emperador, los funcionarios locales de Yangzhou gastaron mucho dinero para contratar a varios cocineros de muy alto nivel, siendo así los cocineros no escatimaron esfuerzos y demostraron sus habilidades especiales en la cocina, por ello con mucha dedicación prepararon múltiples platillos, entre ellos había un plato llamado sopa de nueve tirillas, en el cual utilizaron tirillas de requesón de soja seca, de carne de pollo, etc. Debido a que las tirillas de requesón de soja seca se cortaron muy finamente, cuando se cocieron con el caldo de gallo, se obtuvo un sabor fuerte. Después de probarlo, el emperador Qianlong quedó muy satisfecho y lo alabó con muchas ganas, dichos elogios tenían un valor mayor que cualquier publicidad. Desde entonces, este platillo se volvió muy famoso, en el libro Diao Ding Ji de la dinastía Qing (1616-1912) se escribieron varios registros sobre este plato.

Comparte tu plato