Cundiamor relleno

2018-06-25 17:25:27
CRI
Dificultad:
-
Mi menú

Cundiamor relleno

El cundiamor relleno, también se conoce como las Bolas de cundiamor, es un plato muy típico de la provincia de Hunan, se originó en el poblado de Futou, del distrito de Shuangpai de la ciudad de Yongzhou, pertenece a la escuela culinaria de Hunan. Hunan se ubica en el Sur de China, y cuenta con un clima templado, lluvia abundante y buenas condiciones naturales. En esta región proliferan los bambúes, los hongos, las especias silvestres y animales salvajes. Este plato, de sabor un poco amargo pero muy fresco, tiene los siguientes ingredientes:


Cundiamor relleno

Cundiamor…750 g

Pulpa de cerdo…300 g

Camarones secos…15 g

Hongos remojados…25 g

Huevo…1

Harina…25 g

Ajo…50 g

Fécula remojada…100 g

Salsa de soja…15 g

Pimienta blanca…1 g

Sal…2 g

Un poco de aceite de sésamo

Preparación:

Cortamos primero los dos extremos de los cundiamores y los cortamos en 24 trozos de 36 mm de largo. Limpiamos su interior dejando sólo la pulpa.

Calentamos el agua, los cocinamos un poco en agua, luego los sacamos y ponemos en agua fría. Cuando estén fríos se sacan y se dejan secar, aplastándolos suavemente con las manos y acomodándolos en un tazón grande.

Remojamos durante 10 minutos los camarones secos y los sacamos. Desechamos los tallos de los hongos y los lavamos.

Machacamos la carne de cerdo, cortamos los hongos y los camarones en cubitos del tamaño de granos de arroz. En un tazón grande, mezclamos el huevo, la harina, 25 gramos de fécula remojada, la sal, la carne de cerdo machacada, los hongos y los camarones. Con la mezcla llenamos los trozos de cundiamor, cerrando los dos extremos con un poco de fécula remojada (en total unos 50 gramos que se destinan a tal fin).

Ponemos la sartén a fuego vivo, en la que añadimos el aceite. Sofreímos los dientes de ajo y los sacamos, freímos los trozos de cundiamor hasta que queden apenas dorados y los colocamos en forma vertical en un tazón grande.

En la superficie se colocan los dientes de ajo, sazonándolos con 15 gramos de salsa de soja, y cocinándolos al vapor hasta que queden cocidos.

Sacamos el cundiamor dándole una vuelta en una fuente, guardando el líquido del tazón.

Ponemos la sartén a fuego vivo, en la que añadimos el aceite para calentar, incorporando el líquido del tazón de los cundiamores. Cuando rompa a hervir, espesamos con 25 gramos de fécula remojada y vertemos esa salsa sobre el cundiamor.

Finalmente, esparcimos la pimenta blanca y rociamos con un poco del aceite de sésamo.

Ya está listo.


Comparte tu plato