Leche sofrita de Daliang

2017-10-27 17:49:20
CRI
Dificultad:
-
Mi menú

Leche sofrita de Daliang

Daliang es una hermosa ciudad ubicada en la provincia de Guangdong. La leche sofrita es una comida muy tradicional de esta región, y tiene una historia de más de 70 años. Tiene un sabor muy atractivo y suave.


Ingredientes:

Leche: 250 ml

Hígado de pollo: 25 g

Carne de cangrejo: 25 g

Camarones frescos: 25 g

Olivas fritas: 25 g

Jamón cocido: 15 g

Clara de huevo: 250 g

Sal: 2 g

Fécula seca: 20 g

Aceite: 50 ml


Preparación:

Cortamos el jamón cocido en pedazos y el hígado de pollo en rebanadas pequeñas.

Mezclamos 50 ml de leche con la fécula. Batimos la clara, y le añadimos sal a gusto.

Colocamos el hígado de pollo en agua caliente para cocerlo y lo retiramos para escurrir.

Vertemos aceite en la sartén, calentamos a fuego mediano y freímos los camarones y el hígado de pollo, separándolos para que no se peguen entre sí. Retiramos y escurrimos.

Ponemos 200 ml de leche en la sartén, a fuego medio, cuando rompa el hervor volcamos el contenido en un tazón, en el que también incorporamos la fécula mezclada con la leche, la clara batida, los camarones y el hígado de pollo, la carne de cangrejo y jamón.

Añadimos un poco de aceite en la sartén, a fuego mediano, luego echamos 25 ml de aceite, sumamos la mezcla del proceso anterior, y removemos en dirección de las agujas del reloj.

Durante este tiempo, añadimos el aceite en dos tiempos, 20 ml cada medida, hasta que se forme una pasta. Agregamos las olivas fritas. Al final, rociamos con 5 ml de de aceite y lo removemos bien. Ya está listo.

Los secretos para sofreír este plato consisten en, primeramente, utilizar una leche con buena nata, como leche de búfalo, porque el contenido de nata de la leche de búfalo alcanza el 9 por ciento, y el de la leche normal apenas un 2 por ciento. A más contenido de nata, más sabroso el plato. En segundo lugar, hay que prestar atención a la cocción. Si se sofríe a fuego muy alto, la leche quedará excesivamente dura. En tercer lugar, hay que revolver la clara después de mezclar la fécula, si no, es fácil que se coagule. En cuarto lugar, después de echar la clara de leche en la sartén, hay que sofreír rápidamente en la misma dirección para acelerar la solidificación de la leche.

Comparte tu plato