Solomillo de cerdo agridulce

2019-06-17 14:01:32
Dificultad:
-
Mi menú

Solomillo de cerdo agridulce

El solomillo de cerdo agridulce es un plato al pleno estilo Beijing. Beijing es la capital de la República Popular China, se halla en la parte septentrional de China y ocupa una superficie de 16.000 kilómetros cuadrados. Beijing, como una de las cinco grandes capitales antiguas, es una ciudad milenaria. En el siglo XI a.n.e., el reino Yan nombró capital a la ciudad de Ji y la convirtió en un cruce de comercio y tráfico para norte de China, esta fue la antecesora de Beijing.

Durante las últimas tres dinastías feudales de la historia china-Yuan, Ming y Qing (1271-1911), el urbanismo de la metrópolis se desarrolló ampliamente, con lo cual llegó a ser un verdadero centro político, económico y cultural para todo el país. Con la mejora de la economía, el arte culinario creado por el pueblo también logró desenvolverse constantemente. “En la capital hay gran variedad de exquisitos platos, los más ricos son los de pato y sobre todo, el pato laqueado.” Esto fue anotado en un libro publicado a mediados del siglo pasado. Hoy en día, la fama del pato laqueado ya desbordó los límites territoriales de China y se ha extendido hasta diversos lugares de todo el planeta. Como Beijing fue la capital de varias dinastías se concentraban en ella diversas escuelas culinarias, pero desde que el arte de la cocina imperial de la dinastía Qing (1644-1911) se difundió en todos los ámbitos se formó una nueva escuela, la de Beijing.

Por lo general a los habitantes de Beijing les gusta consumir carne ovina y vacuna, probablemente por la gran influencia de los miembros de las nacionalidades manchú, mongola y hui, que habitan en la ciudad desde tiempos remotos, por esta razón se han acumulado muchas experiencias en la preparación de platos con estas carnes. En el prestigio banquete denominado “Pura oveja”, se aprovechan distintas partes de este animal utilizando múltiples formas de preparación, obteniendo así unos ochenta platillos diferentes, entre ellos los más populares son la “Carne asada” y el “Caldero mongol”. Entre los platos locales que se valen de la carne de cerdo, se destacan los cocidos, guisados y fritos, sobre todo, los platos preparados con cazuela de barro, que resultan ligeros, tiernos y con un exquisito olor. Debido que desde hace mucho en Beijing se fueron estableciendo restaurantes de diversas provincias y otras tantas escuelas, ello influyó profundamente en la formación de la escuela capitalina. Ese mismo hecho le ha beneficiado, ya que le permite asimilar muchos puntos fuertes de otras escuelas, sobre todo de la escuela de Shandong.

Actualmente los cocineros de Beijing están esforzándose por elevar aún más su nivel culinario y así poder satisfacer a la creciente demanda de los comensales que llegan desde diversos lugares de todo el mundo, así como de los lugareños.

El Solomillo de cerdo agridulce es un plato histórico, ya cuenta con cien años de historia. Según se dice, está relacionado con la emperatriz viuda Cixi de la dinastía Qing (1616-1912). A Cixi le gustaba viajar por todas partes y la montaña Xiangshan era su lugar favorito. Una vez fue a la montaña Xiangshan a contemplar las hojas rojas por el otoño, estando allí le preguntó a los séquitos, ¿quién se encargaba de cuidar la montaña? En consideración por la buena acción de cuidar la montaña, la emperatriz viuda Cixi de la dinastía Qing (1616-1912) decidió premiar al encargado de la montaña, le concedió el título del “Rey de la montaña Xiangshan” y le permitió a su hijo entrar en el palacio a trabajar. El hijo del encargado de la montaña se llamaba Wang Yushan, se esforzaba mucho en su trabajo y era muy dócil, ya que tenía el gran honor de trabajar para la familia imperial. Una noche, la emperatriz viuda Cixi no tenía apetito, aunque los cocineros imperiales le habían preparado muchos platillos, a ella no le apeteció ninguno, lo cual asustó mucho a los cocineros imperiales. En ese momento, Wang Yushan dijo que tenía una receta que podría agradarle a la emperatriz viuda Cixi, entonces fue a preparar el solomillo de cerdo agridulce. Poco tiempo después, llevó el plato a la emperatriz viuda Cixi, ella lo recibió con una gran alegría y fue comiéndolo sin parar, al terminar ella pensó que aquel platillo fue muy delicioso, por lo cual concedió el título de cocinero imperial a Wang Yushan y desde entonces, este plato se ha vuelto muy popular.

Comparte tu plato