Pato con brotes de bambú secos

2019-01-25 14:43:25
CRI
Dificultad:
-
Mi menú

Pato con brotes de bambú secos

El plato de pato con brotes de bambú secos pertenece a la gastronomía de Zhejiang, una de las ocho escuelas culinarias más famosas de China. Ubicada en el curso inferior del río Yangtsé, la provincia de Zhejiang ocupa una superficie de más de 100 mil kilómetros cuadrados. Innumerables lagos salpican su tierra, haciéndola más bella y fructífera. El delta del río Yangtsé es denominado desde remotos tiempos como “la tierra del pescado y del arroz”. El clima benigno del lugar y su tierra fértil proporcionan gran variedad de verduras y peces, lo que crea condiciones favorables para el desarrollo de la gastronomía en esta provincia.

Las características comunes de estos platos son su rigurosa selección de ingredientes, su fina elaboración y la adopción de métodos culinarios que resultan apropiados para los multifacéticos ingredientes, además de tener una oferta variada de platos, de acuerdo a las estaciones del año. En cuanto al método de preparación, esta escuela es prestigiosa en el guisado, el salteado y la cocina al vapor. A la vez que pone énfasis en la utilización del caldo original, de manera que los platos resultan tiernos y exquisitos, de buena presentación, aunque blandos, mientras que cada plato tiene su propio sabor.

Este plato toma el pato del lago de miles de islas como ingrediente principal. A su vez, se utiliza jamón y brotes de bambú secos hechos por los propios aldeanos. Es muy delicioso. Este plato tiene una historia de trescientos años, siendo un plato muy representativo de la escuela culinaria de Zhejiang. En cuanto a este plato, se transmite una leyenda que dice que cuando el emperador Qianlong de la dinastía Qing (1636-1912) fue a inspeccionar al sur del río Yangtsé, un día llegó a las afueras de la ciudad de Hangzhou, capital de Zhejiang y estaba atraído por los pintorescos paisajes y quería quedarse allí por más tiempo. En ese momento, aparecieron unos bandidos que obraban de forma tirana, cometían atropellos contra el pueblo y nadie se atrevía a ofenderlos. Incluso, las autoridades locales no tenían forma de enfrentarlos. Sin embargo, ese día no tuvieron buena suerte. El emperador Qianlong practicaba artes marciales desde muy pequeño y encabezó a sus séquitos para realizar una lucha. Al final aniquilaron a estos bandidos. Se aproximó el mediodía y el emperador Qianlong estuvo tan hambriento que le gruñían las tripas. Entonces ellos anduvieron a lo largo del río y fueron a una casa en una aldea. La dueña de la casa vio que estos hombres se comportaron de manera digna y los hizo pasar. Sin embargo, por el momento, no había nada para obsequiarle a estos hombres rudos y corpulentos, excepto un pato. A la señora se le ocurrió una idea: cocinó el pato y tomó unos brotes de bambú secos que echó en la olla. Muy pronto, un plato de brotes de bambú secos, cocinados con un pato, estuvo listo. Por medio de la cocción con brotes de bambú secos, la carne de pato estaba tierna y deliciosa. El emperador Qianlong y sus séquitos estaban esperando impacientes y lo comieron velozmente. Después de comerlo, el emperador Qianlong apreció mucho este plato y le dijo a la dueña que fue la primera vez que comió el pato cocinado de esta manera. Después de regresar al palacio, le hizo preparar este plato al cocinero imperial. Sin embargo, el cocinero no pudo cocinar este plato con el mismo sabor que la mujer campesina. El emperador Qianlong no tuvo más remedio que conservar ese sabor en su corazón. Desde entonces, la fama de este plato se difundió ampliamente y el plato se tornó muy famoso en la escuela culinaria de Zhejiang.

Comparte tu plato