Carne de vacuno con pasta de satay

2018-08-23 16:43:06
CRI
Dificultad:
-
Mi menú

Carne de vacuno con pasta de satay

La carne de vacuno con pasta de satay es un plato característico de la escuela culinaria de Guangdong, que comprende 4 estilos locales: el de Guangzhou, el de Chaozhou, el de Dongjiang y el de Hainan, y éste pertenece al estilo de Chaozhou. La carne vacuna está blanda y tierna, la pasta de satay es picante y un poco dulce, este plato deja una profunda y agradable impresión a los que lo prueban.

Satay es un condimento muy popular de la provincia de Fujian y Guangdong de China, también es muy común en otros países del Sudeste Asiático, tales como China, Malasia, Singapur, Filipinas y Tailandia, etc. En Malasia, el satay es muy popular durante las celebraciones y puede encontrarse a lo largo de todo el país. Las carnes empleadas son la ternera, el cerdo, el venado, el pescado, gambas y pollo. Al principio, el satay fue inventado por los indonesios, que solían vender los pinchos de carne en una barbacoa callejera. Las recetas y los ingredientes del satay varían mucho según los países.

En China, es un condimento de color dorado y con buen sabor, se suele cocer de la siguiente manera: se fríe a fuego medio el cachuete en el aceite durante 3 minutos, se saca el cacahuete, se muele y se agrega a la pasta. Se echa el aceite en la sartén, cuando esté caliente, ponemos las picadas de ajo, de puerro y de mostaza para que salga aroma. Lo sofreímos un poco, también se puede añadir chile, azúcar, y al final, añadimos la pasta de maní cocida.

Los cocineros chinos, lo utilizan ampliamente en la cocina, por ejemplo, se come para acompañar con la comida, se sofríe con carne vacuna o pato, y se cuece a fuego lento con gambas, pollo, etc.


Ingredientes:

Carne de vacuno tierna…300 g

Satay (Pasta de cacahuete y sésamo blanco)…150 g

Huevo de pata…1

Hojas de verdura…250 g

Ajo…3

Jengibre…5 g

Vino amarillo…15 g

Azúcar refinado…5 g

Salsa blanca de soya…50 g

Fécula remojada…75 g

Caldo de huesos de cerdo…200 g

Aceite de sésamo…5 g

Aceite…100 g

Salsa de soja…50 g

Preparación:

Limpiamos las fibras de la carne de vacuno, las lavamos y cortamos en tajadas de 45 mm de largo y 18 mm de ancho, para luego acomodarlas en un tazón grande.

Mezclamos la clara del huevo de pata, 7,5 gramos de vino amarillo, 5 gramos de azúcar refinado, 25 gramos de salsa de soja y 25 gramos de fécula remojada.

Vertemos la mezcla en el tazón para amasar con ella la carne y la dejamos impregnar por 10 minutos.

En una sartén, a fuego vivo, ponemos el aceite. Cuando quede caliente, echamos las tajadas de carne, salteamos aproximadamente un minuto, mientras que se separan para que no se peguen entre sí, y las sacamos para escurrir.

Picamos el ajo y el jengibre.

En una sartén a fuego vivo, semicalentamos 50 gramos de aceite, salteamos las picadas del ajo y el jengibre. Cuando despidan aroma, incorporamos las hojas de verdura. Cuando queden cocidas incorporamos 200 gramos del caldo. Una vez que hierva, agregamos el satay (Pasta de cacahuete y sésamo blanco), 25 gramos de salsa de soja, 7,5 gramos de vino amarillo, los removemos bien y espesamos con 50 gramos de fécula remojada.

Agregamos las tajadas de carne, damos algunas vueltas y las rociamos con 5 gramos del aceite de sésamo.

Ya está listo.


Comparte tu plato