Carne color cereza

2017-09-01 16:35:33
CRI
Dificultad:
-
Mi menú

Carne color cereza

La carne color cereza es uno de los platos más típicos de la gastronomía de Suzhou, ciudad de la provincia de Jiangsu. ¿Cuáles son las características de este tipo de plato? Ahora vamos a presentarlo brevemente.

La provincia de Jiangsu se ubica en el curso inferior del rio Yangtsé. Al delta del Yangtsé se le conoce como “la tierra del pescado y el arroz”. El clima benigno del lugar y la tierra fértil proporcionan gran variedad de verduras y peces, lo que crea favorables condiciones para el desarrollo de la gastronomía provincial.

Los platos de Jiangsu comprenden principalmente tres estilos, los de Nanjing, Yangzhou y Suzhou. Las características comunes del método de preparación de estos platos consisten en guisado, salteado y cocina al vapor. Al mismo tiempo, se presta mucha atención a la utilización del caldo original, así que los platos resultan tiernos y exquisitos.

Los platos de Suzhou son frescos y con sabor algo dulce. Y este plato de carne color cereza presenta un color rojo lustroso (como el de las cerezas), que resulta muy atractivo. La carne es muy tierna, deliciosa y algo dulce. Ahora, vamos a prepararlo.


Ingredientes:

Carne de cerdo entreverada: 650 g

Vino de cocina: 35 g

Sal: 11 g

Azúcar candi: 65 g

Puerro: 1

Jengibre: 5 g

Colorante comestible rojo: 20 g

Caldo de carne: 800 g

Aceite: 25 g

Preparación:

Lavamos primeramente la carne de cerdo entreverada, luego la cocemos en agua caliente por 10 minutos.

Cortamos la piel en cubitos de 15 mm con la piel hacia arriba.

Ponemos el aceite en la sartén, y cuando esté un poco caliente, echamos la carne en la sartén, con la piel hacia arriba. Luego añadimos sucesivamente caldo, puerro, jengibre y vino de cocina en la sartén.

Cuando el caldo esté hirviendo, echamos el colorante comestible rojo, y seguimos cocinando a fuego regular.

Después de media hora, añadimos 35 gramos de azúcar candi y bajamos el fuego para cocer una hora más hasta que la carne logre una textura tierna.

Enseguida, añadimos otros 30 gramos de azúcar candi y sal, y espesamos a fuego regular.

Cuando el caldo se haga espeso, apagamos el fuego.

Ponemos la carne con la piel hacia arriba en el centro de plato, y sobre ella vertermos el caldo espeso.

Ya está listo.

Comparte tu plato