Tallarines estirados a mano de Lanzhou

2018-07-23 17:55:37
CRI
Dificultad:
-
Mi menú

Tallarines estirados a mano de Lanzhou

Los tallarines estirados a mano de Lanzhou tienen dos características: la primera es la sopa clara, y la segunda es la carne de res. La sopa es picante con cayutana china, sabrosa y salada. La carne es tierna, y los tallarines son duros y lisos. Para evaluar el sabor de los tallarines estirados a mano de Lanzhou, la importancia es la sopa. En Lanzhou, ciudad del oeste de China, hay muchos restaurantes de tallarines estirados a mano, delante de la puerta de los restaurantes, siempre se ponen ollas grandes, en las que se cuece la carne de res, con el objetivo de dar manifiesto de que es la auténtica sopa de carne de res. En esencia, los tallarines estirados a mano de Lanzhou, pertenecen a la comida musulmana, que ha sido influenciada profundamente por la escuela culinaria de Sichuan, utilizan mucho las especias.

Se cuidan mucho los ingredientes de los tallarines estirados a mano de Lanzhou. En realidad, cada restaurante famoso en hacer esta comida tiene su propia receta que se transmite de generación en generación, y la mantienen en secreto.

Hoy en día, en cada ciudad de China, se pueden ver restaurantes que ofrecen tallarines estirados a mano de Lanzhou, pero si quieres tomar lo más auténtico, tienes que ir a la ciudad de Lanzhou.

En la Dinastía Qing (1636-1912), el gran maestro, Zhang Shu, había escrito una poesía para alabar esta comida de su lugar natal. De aquí se ve que en aquél tiempo, este tallarín ya había sido un signo emblemático de la ciudad de Lanzhou. En realidad, esta comida tiene una muy larga historia como la de la Ruta de la Seda del noroeste de China. Según se dice, se podría originar en la Dinastía Tang (618-907), pero como ya hace muchos años, no se puede investigar el tiempo exacto. También hay una leyenda que se ha transmitido sobre los tallarines de la sopa de carne de res de Henan. En el periodo Jiaqing, de la Dinastía Qing, había un hombre llamado Ma Liuqi, que aprendió con Chen Weijing, una persona de la región de Qinghua de la provincia de Henan, la técnica de cocción de los tallarines de la sopa de carne de res. Posteriormente, llevó la técnica a Lanzhou. Posteriormente, sus descendientes han modificado la forma de preparación y se ha desarrollado poco a poco el estándar uniforme, que es la sopa clara, el rábano blanco, el cilantro verde, el chile rojo y el tallarín amarillo.

En cuanto a los tallarines estirados, se transmite una leyenda. Según se dice, hace muchos años, había sido el prado en el noroeste de China, la gente que vivía allá no comía tallarines. En aquél tiempo, Jiang Ziya, quien era estratega y político de la Dinastía Zhou del Oeste (1046-771 a. de J.C.), hacía negocios antes de la Dinastía Zhou del Oeste, sin embargo, no tenía buena suerte en el negocio, y perdió mucho dinero. La harina de trigo que vendió él, siempre estaba llena de gusanos. Muy pronto llegaría la Fiesta de Primavera, Jiang Ziya estaba muy preocupado. Se le ocurrió una idea de cerner harina, y hacerla en tallarines. Debido a que la gente del lugar nunca comía tallarines, no había tabla de cocina ni rodillo, entonces después de hacer la masa, Jiang Ziya, estiró la masa con la mano, y predijo que si se comía este tallarín, la gente podría tener larga vida. La gente después de probarlo, se sintió muy bien, así que él vendió todo, y con el dinero pudo regresar a casa. Aunque Jiang Ziya no volvió a este lugar, la forma de preparación del tallarín estirado a mano se transmitió hasta hoy en día.

Comparte tu plato