Tallarines de Qishan

2018-06-28 10:00:33
CRI
Dificultad:
-
Mi menú

Tallarines de Qishan

La provincia de Shaanxi se ubica en el noroeste de China, es la cuna de la antigua civilización de la nación china, tiene una larga historia. Allí también existe una cultura gastronómica muy profunda y tradicional, que se considera como un símbolo de este lugar. A las personas de Shaanxi, les gusta mucho comer tallarines, y son muy hábiles a la hora de cocerlos. Hay incontables formas de elaborar los tallarines, que sorprenden mucho a los viajeros. Especialmente los Tallarines de Qishan, producto del oeste de planicie de Shaanxi central, cuentan con muchos elogios por su particular forma de preparación y están perfectos en color, aroma y sabor.

Los Tallarines de Qishan, también se conocen como Tallarines “Sao Zi”, tienen un sabor muy fuerte, son finos, duros, lisos, agrios, picantes y sabrosos. Entre el pueblo popular, la gente resume las características magníficas de los Tallarines de Qishan así: los tallarines son largos y finos, de grosor uniforme, de salsa deliciosa, y la sopa presenta un color rojizo. En realidad, la historia de los Tallarines de Qishan, se remonta a la Dinastía Tang (618-907), en aquél tiempo se llamaban Tallarines Chang Ming (Tallarines de longevidad). Según el registro de Yi Jue Liao Za Ji, la gente de la Dinastía Tang siempre comía Tang Bing, o sea, Tallarines Chang Ming (Tallarines de longevidad) en los cumpleaños. Liu Yuxi, poeta de la Dinastía Tang, también escribió en el poema que fue invitado y comió Tang Bing. En aquél tiempo, la gente llamaba a los tallarines como Tang Bing, se puede ver que era una comida muy buena para obsequiar a los invitados. Entonces ¿por qué los Tallarines Chang Ming (Tallarines de longevidad) se cambiaron a Tallarines “Sao Zi”? Porque transmiten una leyenda.

Hace mucho tiempo, había una familia de Qishan, que casó a un hijo, la esposa del hijo no sólo era bonita, sino también muy hábil. Preparó en el segundo día después de la boda, tallarines para toda la familia, y todo el mundo no escatimó en elogios. Posteriormente, el cuñado de ella desempeñó el cargo de funcionario, invitó de vez en cuando a los amigos a comer los tallarines hechos por su cuñada, la elogiaron mucho los amigos. Desde entonces, se hacían famosos los tallarines de la cuñada, debido a que la cuñada se pronuncia como Sao Zi en chino, y se difundió la fama de los tallarines “Sao Zi”.

En la antigüedad, era muy especial la forma de comer los Tallarines “Sao Zi”, comer tallarines sin tomar la sopa. En cuanto a esta costumbre, se transmite otra leyenda. En la Dinastía Zhou del Oeste (1066-771 a.de J.C.), el rey Wenwang, se instalaba en Qishan, siempre salía a cazar. En aquél tiempo, había un “dragón de inundación”, hacía cosas amenazadoras en el agua, y dañaba mucho al pueblo.

El rey Wenwang de la Dinastía Zhou del Oeste (1066-771 a.de J.C.), odiaba al dragón hasta la médula de los huesos. Un día, este “dragón de inundación” hizo trastadas diabólicas, el rey Wenwang ordenó disparar miles de flechas al dragón, las flechas traspasaron los ojos y la garganta, se cayó del cielo. La gente descubrió de cerca que el dragón tenía más de 15 metros de longitud y pesaba alrededor de 500 kilos. Entonces el rey Wenwang, ordenó llevar al dragón a cocer. El cocinero lo cortó en pedazos muy pequeños y los metió en salsa para acompañar los tallarines. Después de comer los tallarines, la gente echó la sopa en la sartén, así que todo el mundo pudo probar la carne de dragón.

Comparte tu plato