Liao Zhai Zhi Yi: Siembra un árbol de pera

Literatura 2018-04-18 14:49:49

Un día, un hombre de campo vendía sus peras en el mercado. Eran inusualmente dulces y de buen sabor, y el precio que pedía era alto. Un sacerdote taoísta vestido con harapos se detuvo en el túmulo y le suplicó a uno de ellos. El paisano le dijo que se fuera, pero como no lo hizo, comenzó a maldecirlo e insultarlo. El monje dijo: “Tienes varios cientos de peras en tu carretilla; pido una sola, cuya pérdida, señor, no sentiría. ¿Por qué entonces enojarse?”

Liao Zhai Zhi Yi: Siembra un árbol de pera

Los observadores le dijeron al campesino que le diera uno inferior y lo dejara ir, pero este se negó obstinadamente a hacerlo. Entonces el comandante del lugar, encontrando esta conmoción demasiado grande, compró una pera y se la entregó al sacerdote. Este último lo recibió con una reverencia y, volviéndose hacia la multitud, dijo: "Nosotros, los que hemos abandonado nuestros hogares y renunciado a todo lo que nos es querido, no podemos entender la conducta egoísta y mezquina de los demás. Ahora, tengo unas exquisitas peras que con honor pondré ante ustedes"

Alguien preguntó: “Si usted mismo tiene peras, ¿por qué no las come?”. A esto respondió: “Porque quería que uno de estos huesos de fruta las hicieran crecer".

Diciendo estos se comió la pera. Cuando terminó, tomó su hueso, desenfundó su espada, y procedió a hacer un agujero en el suelo, de varios centímetros de profundidad, donde depositó los restos de la fruta, cubriendo todo con tierra. Luego pidió a los transeúntes un poco de agua caliente para regarla, y uno de los que estaba pasando un buen rato con la broma le trajo agua hirviendo de una tienda vecina. El monje vertió esta sobre el lugar donde había hecho el agujero, y todos los ojos se fijaron en él cuando vieron brotes disparándose hacia arriba, y cada vez más y más grandes. Poco después, había un árbol con ramas escasamente cubiertas de hojas, luego flores y, por último, peras grandes de dulce fragancia. El sacerdote las recogió y entregó a la multitud reunida, hasta que todos se fueron. Cuando tomó la función, cortó durante mucho tiempo el árbol, hasta que lo derribó. Se lo echó al hombro y se alejó tranquilamente.

Desde el principio, nuestro amigo el compatriota había estado entre la multitud, forzando su cuello para ver lo que estaba pasando, y olvidando todo acerca de sus asuntos. A la partida del monje, se dio vuelta y descubrió que todas sus peras habían desaparecido. Entonces supo que aquellas que el viejo había estado regalando tan libremente eran realmente sus propias peras. Mirando más de cerca el túmulo, también descubrió que faltaba uno de sus mangos, evidentemente recién cortado.

Hirviendo de rabia, salió en persecución del monje, y justo cuando dobló la esquina, vio el mango yacía bajo la pared, siendo en realidad el mismo árbol que el monje había cortado. Pero no había rastros de este, que había dado un momento de diversión a la multitud en el mercado.

Liao Zhai Zhi Yi (Extraños cuentos de un estudio chino o extrañas historias de un estudio chino) es una colección de cuentos chinos clásicos escritos por Pu Songling. Estos son cuentos fantásticos que involucran seres sobrenaturales. Un tema recurrente es el del erudito seducido por una mujer-zorra o un fantasma, más a menudo descrito como benevolente que feroz, pero sin embargo peligroso por su naturaleza yin. El autor es Pu Songling, unos de los novelistas más importantes de la Dinastía Qing. Generalmente se considera que Pu Songling empezó a elaborar Cuentos Extraños de Liao Zhai después de su viaje al sur y no se compiló el libro hasta el año 1679. Después de gastar años en el sistema de examen imperial chino, Pu regresó a su tierra natal, trabajó como docente privado los siguientes 42 años. Gracias a esta época, Pu Songling tendría la oportunidad de colectar más que 490 cuentos sobrenaturales, para terminar esta gran obra clásica. El académico y poeta chino Guo Moruo presentó le dedicó un comentario: “Bajo su pluma, crea fantasmas y monstros más nobles que los seres humanos, ironiza con malos y corruptos, profundamente, a través de sus palabras”.


(So, Mauricio)

Noticias:
Reportajes Politica Internacional Economía Cultura Sociedad Deportes
Economía:
Reportaje y análisis Noticias Made in China Negocio en China Oportunidades Informaciones
Cultura:
Historia Filosofía Étnias y religiones Lengua Costumbres Cocina Artes Plásticas Artesanías Arquitectura Vestimenta Música Óperas Danzas Juegos y Deportes Literatura Arqueología Ciencia y tecnología Medicina
Fotogalería:
Paisaje Cultura Sociedad
Vídeos:
Entrevistas Reportajes Viaje en China Intercambios culturales
Servicios:
Para Viajar Para negociar Para estudiar Informaciones generales
China en Chino:
Para aprender chino Diálogo Cantando en chino Del cine chino Paladar Chino Puro chino Hola China Ming y Laura