El culto al emperador Huangdi

Costumbres 2016-07-28 09:54:15 China Hoy

Por JIAO FENG

Desde épocas remotas, las ofrendas sacrificiales han sido parte integral del ritual chino para adorar a dioses o antepasados. Antiguamente, las personas vivían convencidas de que el alma podía existir sin el cuerpo, creencia que dio pie a la adopción del ceremonial del sacrificio.


En su condición de fenómeno cultural de China, el sacrificio o culto demuestra respeto hacia los difuntos, al tratarlos como si estuvieran vivos. En ocasiones especiales se adoptan ciertas ceremonias sacrificiales para recordar a los santos difuntos, a la vez que se confirma la voluntad indefectible de los sucesores de dar continuidad a un legado, por medio del mantenimiento del linaje, ya sea familiar, étnico o de toda una nación.

Tumba del emperador Huangdi. Yu Xiangjun

Tumba del emperador Huangdi. Yu Xiangjun


En reconocimiento a los destacados aportes que el legendario emperador Huangdi (Amarillo) hizo a la nación china, las sucesivas generaciones de connacionales le han rendido tributo por medio de importantes rituales.

Cuando fungía como cacique tribal hace más de 5000 años, el emperador Huangdi consiguió unir a todo el país, dando lugar a la noción de China como concepto unitario, por lo que desde entonces es considerado el primer antepasado de la civilización china.

Según cuenta la leyenda, Huangdi nació en la colina Xuanyuan, por eso es conocido por el sobrenombre de Huangdi de Xuanyuan. Poco después de su nacimiento, el niño que con el tiempo se convertiría en el emperador Huangdi ya era capaz de hablar con fluidez, y con apenas 15 años de edad era muy versado. Al cumplir los 20 años heredó el trono de la tribu de Youxiong.

Con el paso del tiempo, las fuerzas de Youxiong consolidaron su poderío y ampliaron los territorios bajo su dominio. Por aquel entonces, las guerras entre tribus de las llanuras centrales propiciaban un estado de permanente caos. Huangdi, al frente de sus huestes, conquistó numerosas tribus pequeñas y débiles y unificó las tierras en la cuenca del río Amarillo. Poco después, se unió al emperador Yandi para derrotar a Chiyou, un guerrero mitológico, tras lo cual estableció las bases de la cultura china. En consecuencia, a los chinos contemporáneos también se les considera descendientes de los emperadores Huangdi y Yandi.

Los registros históricos dejan constancia del traspaso del poder al emperador Huangdi tras la muerte del emperador Yandi. El nuevo y prolongado reinado se caracterizó por la estabilidad política y el progreso cultural, amén de generar numerosas invenciones e innovaciones, como los caracteres de la escritura china, el calendario, la manufactura de instrumentos musicales, las ciencias médicas, la estipulación de pesos y medidas, la cría del gusano de seda y la confección de ropa con dicho tejido, así como la siembra de semillas, con la cual se estableció la línea de desarrollo de la cultura China en estrecho vínculo con la agricultura. Sus hazañas se convirtieron en motivo de veneración colectiva.

Después de su muerte, se construyeron templos y altares en su honor y se le rindieron innumerables ceremonias por miles de años. Además de considerarlo el antepasado consanguíneo por antonomasia, las sucesivas generaciones de chinos no se cansan de glorificar su calidad de símbolo del espíritu nacional.

Calendario

Noticias:
Reportajes Politica Internacional Economía Cultura Sociedad Deportes
Economía:
Reportaje y análisis Noticias Made in China Negocio en China Oportunidades Informaciones
Cultura:
Historia Filosofía Étnias y religiones Lengua Costumbres Cocina Artes Plásticas Artesanías Arquitectura Vestimenta Música Óperas Danzas Juegos y Deportes Literatura Arqueología Ciencia y tecnología Medicina
Fotogalería:
Paisaje Cultura Sociedad
Vídeos:
Entrevistas Reportajes Viaje en China Intercambios culturales
Servicios:
Para Viajar Para negociar Para estudiar Informaciones generales
China en Chino:
Para aprender chino Diálogo Cantando en chino Del cine chino Paladar Chino Puro chino Hola China Ming y Laura